xomo-hacer-persebres-navidenos.jpg

Los pesebres de Navidad son súper característicos al pie del árbol, pero lo cierto es que en los últimos años la gente ha optado por comprarlos en vez de hacerlos, porque lleva mucho tiempo poder armarlo y es muy poca la gente que se toma el tiempo para hacer uno y que encima sea original.

Aquí te daremos algunas ideas fáciles para que vuelvas a intentar hacer tu propio pesebre y compruebes que en realidad no es nada difícil. Lo primero que tienes que hacer es establecer sobre qué lo harás, si deseas hacerlo sobre el piso o sobre una plataforma que puedas mover, como una madera. Te conviene empezar de abajo hacia arriba y por lo tanto lo primero que hay que conseguir y colocar es tierra que simule el piso original o musgo que haga las veces de pasto.

No es necesario que hagas toda una ciudad, pero obviamente lo que sí tiene que haber en este pesebre es el portal donde se verá el nacimiento. Puedes comprar estas estructuras o hacerlas con corcho o madera muy liviana, como es la madera balsa, y recuerda que puedes poner piedritas de verdad pequeñas, que simulen el camino. También puedes agregar papel de celofán azul para hacer un río y luego colocar ahi si tienes algún pato o pez que simule estár en el agua.

Recuerda que lo más importante es el nacimiento, así que sus personajes no deben faltar: los Reyes Magos y sus camellos, el niño Jesús, la Virgen María, y José. El niño Jesús debe estar en el centro del pesebre rodeado por los demás y debe estar apollado en una camita que la puedes hacer con palitos simulando el pasto y las ramitas. En este caso puedes hacer los personajes en tela o porcelana fría. También es una opción que puedas comprarlos en cualquier tienda de artículos navideños .